Quienes

Inicio

Staff

Chef

Servicios

Menús

Enología

Consejos

Fotos

Artículos

Guía

Programa de descenso rápido

Saberes y Sabores tiene el placer en ofrecer a sus clientes otra posibilidad de descenso de peso, en base a un programa estricto pero de excelente sabor, tal como es su costumbre

Saberes

Diabetes y Omega 3

 


La diabetes se ha convertido en un creciente problema de este siglo. Ahora se encuentra entre las principles causas de muertes no infecciosas en los Estados Unidos.


Dos hormonas producidas por el páncreas- insulina y glucagón- cooperan para mantener el azúcar de la sangre en el nivel correcto. Cuando los niveles de azúcar son muy altos, el páncreas envía insulina para forzar a la glucosa de la sangre a entrar a las células. Si los niveles de azúcar son muy bajos, glucagones envían glucosa a la sangre para crear energía adicional.


La Diabetes ocurre en dos formas. La más seria es la llamada diabetes juvenil o diabetes tipo 1, que se presenta en la niñez o en la adolescencia temprana. Puede aparecer por un ataque al sistema inmunológico, por la producción de la insulina de las células del páncreas o por las receptoras de insulina entre los tejidos.
En la diabetes juvenil una deficiencia esencial de ácidos grasos puede causar que el sistema inmune se vuelva en contra del cuerpo en vez de defenderlo.


La forma más común, diabetes tipo 2 , aparece en la vida adulta. En la gente que por herencia
está predispuesta a este tipo de diabetes, una dieta alta en azúcar y con poca fibra puede tarde o temprano alterar el mecanismo de producción de insulina.


Hipoglucemia o baja azúcar, puede representar una fase temprana de la diabetes en la cual un pequeño detonador hace que el trabajado páncreas mande al cuerpo mucha insulina.
Eventualmente , el cuerpo no responde a las señales del páncreas y los niveles de azúcar e insulina de la sangre suben.


Como podemos ver todas las hormonas ejercen su control sobre las células a través de la estimulación de la producción local de las post glandinas.


En su turno pasan el mensaje de las hormonas a las células individuales. Las postglandinas esencialmente están hechas de ácidos grasos . Por lo tanto la deficiencia de ácidos grasos esenciales o de vitaminas y/o minerales interfiere con la producción y efectividad de las postglandinas.


Los ácidos grasos esenciales también afectan la habilidad de las células del cuerpo para responder a la insulina. Un estudio realizado en 1993 por investigadores australianos encontró que la resistencia a la insulina está relacionada con la clase de ácidos grasos que elaboran las membranas de las células.
Entre más Omega 3 y Omega 6 existan en las membranas de las células de un adulto
diabético, los tejidos responden mejor a la insulina.


Parece que algunos diabéticos están bloqueados para convertir la cadena pequeña de ácidos linoleicos Omega 6 en cadenas largas de los ácidos que necesitan las membranas de las células y las postglandinas. Todos los suplementos dietarios que contienen aceites Omega 3 y Omega 6 o ácidos linoleicos superan el proceso de bloqueo.


El daño en los nervios es un problema muy grande para las personas diabéticas. Puede ser detenido y hasta revertido por estos suplementos..


La degeneración de la pantalla de proyección en la retina del ojo en el cual la luz pasa a través de los ojos es conocida como una causa común de ceguera en los casos severos de diabetes.
El aceite Omega 3 es la más abundante grasa polisaturada de la retina. Los altos niveles de azúcar observados en la diabetes bloquean la acción de este aceite. El bloqueo puede superarse comiendo pescado fresco de aguas profundas ( no fácil de obtener en nuestro país) o suplementos dietarios de comprobada calidad.
tal como en el caso del cáncer, los estudios indican que la dieta alta en fibra puede ayudar a prevenir la diabetes, o afectar su curso ya que reduce los requerimientos de insulina. Los suplementos de Omegas tienen igual acción.
Normalmente la fibra actúa como una defensa en el tracto digestivo a través de la eliminación lenta del azúcar a la sangre.


En los últimos años han proliferado los estudios serios sobre las deficiencias del Omega 3, que comenzaron en las enfermedades cardiovasculares para expandirse muy pronto a otras muchas.


Es evidente que el apogeo de estas enfermedades es el resultado de la modernización y ese bamboleo de los ácidos grasos esenciales en nuestra dieta, producto de la deficiente alimentación. Por ello cada vez más se impone la administración de suplementos dietarios para reemplazar la mala calidad de lo que ingerimos
 

 
 

Buenos Aires,  

 Consúltenos

Ver las Estadísticas

Correo de Lectores

Noticias anteriores

  Buscador y directorio Grippo

Saberes y Sabores

 Rodrigo Gómez Lencina

Tel: 011 4744-5852

E-mail: info@saberesysabores.com.ar   

E-mail: pedidos@saberesysabores.com.ar

©2004 Saberes&Sabores. All rights reserved.